¿Qué efectos podría traer
la crisis sanitaria en la
pobreza por ingresos?

Metodología

Se hicieron estimaciones a partir de las fuentes estadísticas utilizadas para medir la pobreza: Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares (ENIGH) y la pobreza laboral en el corto plazo Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). Para la primera se construyeron dos escenarios, en función de la distribución del impacto entre diversos grupos de población.

1) En el primer escenario se simula una caída generalizada en el ingreso equivalente a 5%;

2) En el segundo escenario, una caída en el ingreso más pronunciada para los hogares en pobreza urbana

Ver los hallazgos

Hallazgos

En cada escenario se recalculó la pobreza por ingresos de acuerdo con la metodología del CONEVAL, ajustando las líneas de pobreza por ingresos vigentes en marzo de 2020 con las expectativas de inflación del Banco de México a agosto del 2020.

Ver infografía 

Ingreso laboral

La estimación del efecto en la pobreza laboral se basó en la tendencia observada en la crisis de 2008-2009. Se estima un aumento en la tasa de desempleo de 3.3% a 5.3% y de 37.3% a 45.8% en la pobreza laboral en los primeros dos trimestres del 2020. Este aumento del Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) representaría la cifra más alta de este indicador desde 2005. Ver los hallazgos

Hallazgos

Además de los posibles efectos en la pobreza, es necesario considerar que un sector de la población que deberá afrontar esta pandemia con mayores desventajas son las mujeres. De acuerdo con la CEPAL, se estima que representan 72.8 por ciento del total de personas ocupadas en los sistemas de salud de la región en condiciones precarias de trabajo que se vuelven extremas con el aumento de horas laborales y el riesgo de contagio de la covid-19, además de los costos de participar en mayor proporción en las tareas de cuidado en casa y el trabajo doméstico.

 Ver los hallazgos