Valor de la canasta alimentaria noviembre 2018

Destacado

El valor de la canasta alimentaria urbana (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,475.85 (noviembre 2017) a $1,530.56 (noviembre 2018) incrementó 3.7%, mientras que el valor de la canasta alimentaria rural (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,052.30 (noviembre 2017) a $1,090.17 (noviembre 2018), cuyo incremento fue del 3.6%. http://goo.gl/gByqte  #CanastaAlimentaria #MediciónDePobreza.

6 retos para garantizar el acceso al derecho a la salud

Destacado

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) publica el Estudio Diagnóstico del Derecho a la Salud 2018 en el que se analiza el grado de avance en la garantía del acceso a este derecho.

En los últimos años se han registrado avances en la materia, pero aún persisten vulneraciones asociadas con los indicadores de acceso, disponibilidad y calidad en el servicio médico. El presente análisis identifica grupos sociales, sectores, regiones o entidades que se encuentran en desventaja para alcanzar el nivel máximo de salud.

Derivado del diagnóstico, se identificaron seis retos principales para avanzar en la garantía plena del ejercicio del derecho a la salud:

  • Mejorar la calidad y eficiencia del gasto en salud al definir criterios claros para una asignación equitativa y resolutiva de las necesidades prioritarias de atención a la población.
  • Aumentar la infraestructura con especial énfasis en el primer nivel de atención y mejorar la distribución de las unidades de atención médica con base en las necesidades de la población, priorizar a las comunidades rurales y de difícil acceso geográfico con unidades móviles u otras intervenciones que acerquen los servicios a la población en condición de aislamiento. De esta manera se disminuirán las brechas entre regiones.
  • Ampliar la generación de recursos humanos para la salud, ampliar la calidad en la formación del mismo, así como generar mecanismos para incentivar su distribución territorial con relación a las distintas necesidades según la distribución territorial y la extensión del país, con especial atención a las zonas detectadas con insuficiencia de personal calificado.
  • Mejorar la calidad en los servicios de atención a la salud considerando en el lugar central al paciente, sus necesidades, expectativas y preferencias, y seguir promoviendo el uso de la evidencia para la formulación de la política sanitaria para la mejora continua de los servicios de salud.
  • Promover la planeación de políticas públicas enfocadas en la prevención y promoción de la salud con atención especial a las necesidades de grupos sociales en desventaja, así como regiones prioritarias.
  • Contribuir de forma prioritaria a reducir la incidencia de la epidemia de obesidad y sobrepeso, con especial atención en el grupo de niños, niñas y mujeres adultas.

Conoce los 8 retos para garantizar el derecho a la educación

Destacado

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) comparte el Estudio Diagnóstico del Derecho a la Educación 2018 en el que resumen las principales deficiencias y retos para el ejercicio pleno de este derecho.

Las dimensiones y subdimensiones de análisis se enfocaron en la disponibilidad, accesibilidad y calidad de este derecho.

La distribución del gasto público dista de ser eficiente para garantizar el cumplimiento de este derecho, ya que la proporción gastada en educación para adultos es insignificante comparada con el tamaño de la población que lo requiere. En términos generales, la disponibilidad y distribución del presupuesto es insuficiente para garantizar el derecho a la educación.

Los principales retos en esta materia son los siguientes:

  • Incrementar la disponibilidad de instituciones en educación media superior y fomentar el acceso y permanencia de los estudiantes en mayor situación de vulnerabilidad que cursan este nivel educativo.

  • Mejorar la infraestructura educativa para garantizar condiciones óptimas de aprendizaje a todos los titulares del derecho.

  • Propiciar la asistencia a la educación preescolar.

  • Disminuir las inequidades en el acceso y disfrute del derecho entre grupos de población.

  • Asegurar que la calidad de la educación sea igualitaria entre la población que asiste a distintos tipos de escuela.

  • Disminuir el porcentaje de población adulta en rezago educativo que no accede al derecho a la educación.

  • Mejorar la calidad educativa.

  • Mejorar la calidad docente.

Te invitamos a consultar el documento completo: https://goo.gl/RthR15

4 retos del derecho a la alimentación en México

Destacado

En su Estudio Diagnóstico del Derecho a la Alimentación Nutritiva y de Calidad 2018, el CONEVAL brinda elementos para entender el grado de avance en la garantía del derecho a la alimentación nutritiva y de calidad, para aportar elementos que contribuyan al diseño de políticas públicas con enfoque de derechos.

Te presentamos los cuatro retos en el ejercicio del derecho a la alimentación que se plasman en el diagnóstico:

  1. Es necesario reducir las diferentes manifestaciones de desnutrición y anemia en la población infantil, adultos mayores, así como en mujeres en edad reproductiva y embarazadas.
  2. Se debe trabajar en disminuir la prevalencia de sobrepeso y obesidad en toda la población, con atención especial a la población infantil. Para ello es necesario implementar estrategias que, de inicio, frenen el avance de estas enfermedades. Un ejemplo es el etiquetado en alimentos y bebidas, cuando es diseñado de manera clara y pertinente para ser entendido por cualquier persona, es una práctica que puede mejorar sustancialmente los patrones de consumo de los hogares, y, por ende, la calidad de la alimentación, ya que permite conocer el aporte calórico y nutrimental de los alimentos.
  3. Debe garantizarse el acceso a una alimentación adecuada con énfasis en la población de menores ingresos y de comunidades rurales. En ese sentido, es importante analizar las acciones encaminadas a elevar la productividad de las unidades económicas rurales que dependen de forma sustantiva de la producción de alimentos para consumo doméstico, e incluso, aunque en menor escala, para venta en mercados locales.
  4. Es necesario mejorar la oferta, distribución y sanidad de alimentos. En este caso, la información pública disponible se presenta de manera muy general y agregada y la verificación y revisión de muestras dista mucho de ser representativa. De esta manera, se carece de datos que permitan conocer la salubridad en unidades básicas como los hogares.

Consulta en su totalidad el Diagnóstico, para identificar brechas existentes entre grupos, regiones y entidades federativas y que limitan el disfrute del derecho a la alimentación.

11 retos para garantizar el ejercicio pleno del derecho a un medio ambiente adecuado para el desarrollo y bienestar

Destacado

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) comparte el Estudio Diagnóstico del Derecho al Medio Ambiente Sano 2018 en el que se identificaron 11 principales retos para garantizar su pleno ejercicio:

1.- Existe una proporción importante de población que habita en localidades rurales y comunidades indígenas que aún no cuenta con infraestructura de agua potable y servicios de saneamiento (drenaje) en sus viviendas.

2.- La disponibilidad efectiva de agua potable en las viviendas (frecuencia de subministro) no está garantizada por la conexión a la red pública.

3.- Si bien, se ha alcanzado una cobertura importante de desinfección de agua suministrada para consumo humano, esto no garantiza que así permanezca, como consecuencia de falta de mantenimiento de la infraestructura pública, por lo que la población no confía en la calidad del agua suministrada.

4.- Falta de un enfoque de sustentabilidad en el uso del agua, especialmente en el sector agropecuario y como consecuencia de fugas, lo que se verifica en un número importante de acuíferos sobreexplotados.

5.- Altos niveles de contaminantes en el aire de las principales zonas metropolitanas del país, así como poca inversión de las entidades que más contaminantes para la generación de energías limpias.

6.- Baja calidad del aire al interior de las viviendas que utilizan leña para cocinar, principalmente en las comunidades indígenas y la población rural.

7.- Altos niveles de pérdida de cobertura vegetal y degradación del suelo.

8.- Ausencia de un sistema de recolección y manejo adecuado de residuos sólidos urbanos, lo que deriva en la contaminación en mantos acuíferos, suelos y aire, y en un bajo nivel de reutilización y valoración de los desechos.

9.- Poco control de generadores y mal manejo de residuos peligrosos, teniendo impactos negativos en la salud de las personas.

10.- Vulnerabilidad de la población frente a eventos catastróficos como sequías y lluvias torrenciales producto del cambio climático.

11.- Falta de un enfoque transversal en el abordaje del derecho al medio ambiente para establecer estrategias conjuntas en la materia (políticas de movilidad, de vivienda, de salud, entre otras).

El Estudio Diagnóstico del Derecho al Medio Ambiente Sano 2018 está disponible en https://goo.gl/T8Ji9a

Valor de la canasta alimentaria octubre 2018

Destacado

El valor de la canasta alimentaria urbana (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,469.71 (octubre 2017) a $1,513.59 (octubre 2018) incrementó 3.0%, mientras que el valor de la canasta alimentaria rural (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,045.63 (octubre 2017) a $1,072.36 (octubre 2018), cuyo incremento fue del 2.6% . #CanastaAlimentaria #MediciónDePobreza.

¿Sabías que medir los resultados de los programas sociales es un ejercicio de mejora en el diseño de la política social?

Destacado

Una Matriz de Indicadores para Resultados (MIR) es una herramienta que brinda información sobre los programas sociales: los objetivos que persiguen, los indicadores que miden esos objetivos, los medios para verificar la información de los indicadores y los riesgos o posibles contingencias que pudieran enfrentar o poner en riesgo su  operación.

Una de las tareas del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) es la evaluación de los programas sociales. Desde 2008, valora las MIR de cada uno de los programas, y esa valoración consiste en calificarlos para determinar la calidad del diseño de las MIR, sus objetivos e indicadores.

En este año, el CONEVAL llevó a cabo una valoración de 150 programas y acciones vigentes en el Inventario CONEVAL de Programas y Acciones Federales de desarrollo Social 2018, en total se revisaron 2,540 indicadores cuya calificación va de destacado y adecuado, moderado o con oportunidad de mejora.

Respecto a la calificación total de la calidad de los objetivos e indicadores de los programas sociales 2018, 51.7% de las MIR obtuvieron una calificación de “destacado o adecuado”, es decir, que sus objetivos e indicadores cumplen con los criterios establecidos por el CONEVAL. El 32.5% de las MIR revisadas entran en la categoría de “moderado”, este porcentaje deberá realizar cambios intermedios para mejorar la calidad de sus objetivos e indicadores. El 15.9% restante son las MIR de los programas que se consideran con “oportunidad de mejora” debido a que sus objetivos e indicadores no satisfacen los criterios mínimos de calidad y eficacia establecidos por el Consejo.

La valoración de las MIR, sin duda, es una herramienta que fortalece la rendición de cuentas y la transparencia en la operación de los recursos destinados a los programas sociales; tanto la calificación en general como la calificación en el diseño de los indicadores de las MIR y de sus objetivos arrojan información valiosa que permite mejorar los objetivos de los programas y las acciones de desarrollo social.

Para 2018, este ejercicio de evaluación adquiere especial relevancia por el cambio de administración,  ya que los resultados serán de gran utilidad para los ajustes que se realicen en el diseño de la política social subsecuente.

Los resultados de esta evaluación bienal arrojan retos y oportunidades. En primer lugar, es necesario fortalecer el enfoque de resultados de los programas y las acciones de desarrollo social, pues 37% de las MIR no se orientan a resultados.

En segundo, debe continuar el avance en la mejora del diseño de los indicadores orientados a la medición del logro del objetivo principal del programa: 35% de las MIR no lo miden de manera relevante. Finalmente, 51.7% de las MIR muestran una calidad adecuada o destacada en comparación con el 71.1% que se tenía en 2012, y este resultado es por el cambio de gobierno y al proceso de rediseño llevado a cabo a la mitad de esta administración que finaliza. Entre 2012 y 2018, las MIR de los programas y acciones de desarrollo social mejoraron significativamente en la calidad de sus objetivos; sin embargo, se observa una recuperación rezagada respecto a la calidad de los indicadores, mismos que se encuentran por debajo del nivel que presentaban al inicio de la administración.

En la publicación Diagnóstico de matrices de indicadores para resultados de los programas y acciones de desarrollo social en el último año de la administración encontrarás los resultados de la valoración realizada a las MIR respecto al diseño de los objetivos y el diseño de indicadores, así como la evolución de su calidad entre los años 2012 y  2018.

10 recomendaciones del CONEVAL para hacer frente a la pobreza

Destacado

En el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, el CONEVAL hace un análisis del desempeño de la política de desarrollo social con base en el trabajo que ha llevado a cabo en los últimos diez años.

Conoce algunas de sus recomendaciones sobre la política social en México y las brechas de desigualdad entre grupos de población.

  • El acceso efectivo a los derechos debe ser el hilo conductor de la política de desarrollo social.
  • Implementar programas de acceso universal al empleo, garantizando la vinculación laboral por un tiempo determinado a la población desempleada.
  • Mejorar el acceso físico y económico a suficientes alimentos saludables para las personas en situación de pobreza tanto en zonas rurales como urbanas.
  • Mejorar la focalización de la población a la que se otorgan becas midiendo con mayor exactitud el grado de vulnerabilidad o necesidad económica de quienes las solicitan.
  • Promover la cobertura universal de salud, entendida no solo como ampliación de la afiliación sino como el acceso a los servicios requeridos, con suficiente calidad y efectividad.
  • Reducir la informalidad laboral y diseñar estrategias específicas de formalización especialmente para los grupos más afectados.
  • Considerar la creación de un sistema de protección social universal que satisfaga las necesidades de cobertura y calidad requeridas, que incluya instrumentos no contributivos que garanticen el ejercicio efectivo de los derechos sociales de acuerdo con el ciclo de vida.
  • Implementar políticas públicas dirigidas a los pueblos indígenas que contribuyan a mejorar sus capacidades para que compitan en el mercado laboral y así, además de impulsar el empleo de calidad, puedan acceder a la seguridad social.
  • Reconocer la carga del trabajo no remunerado en el hogar que recae en las mujeres y emprender acciones que la reduzcan para facilitar la incorporación femenina en el mercado laboral.
  • Las políticas públicas enfocadas a la niñez y la adolescencia deben tomar en cuenta las realidades heterogéneas que enfrentan estos grupos y atender a la equidad para eliminar las barreras que privan a los más pequeños de un futuro mejor.

Para conocer las recomendaciones completas, consulta el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018.

Valor de la canasta alimentaria septiembre 2018

Destacado

El valor de la canasta alimentaria urbana (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,485.19 (septiembre 2017) a $1,522.46 (septiembre 2018), incrementó 2.5%, mientras que el valor de la canasta alimentaria rural (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,064.12 (septiembre 2017) a $1,077.65 (septiembre 2018), cuyo incremento fue del 1.3% https://goo.gl/gByqte #CanastaAlimentaria #MediciónDePobreza. 

¿Quieres conocer los hallazgos del diagnóstico del derecho al trabajo?

Destacado

El Estudio Diagnóstico del Derecho al Trabajo 2018, elaborado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, revela una extendida precariedad laboral en el país agravada, según el caso, por razones de sexo y edad, así como entre los grupos más vulnerables.

Al comparar las brechas en el acceso a un empleo de calidad de los grupos vulnerables frente a la situación de la población trabajadora sin esas características, pudieron identificarse los problemas para hacer efectivo el derecho a la igualdad y la no discriminación, atributos del derecho al trabajo digno.

Este estudio se centra en la identificación y medición de las brechas de cumplimiento en el acceso y disfrute del derecho al trabajo digno por parte de la población, con la finalidad de contribuir al diseño de una política pública con enfoque de derechos sociales en la materia.

¿Sabes cuáles son los principales problemas relacionados con el derecho al trabajo?

1) La insuficiente atención para hacer efectivos los diferentes atributos del derecho, que se traducen en brechas de cumplimiento frente a la población en general y entre diversos grupos.

2) Se ha dado prioridad a objetivos ajenos a la política sectorial, sacrificando el acceso de la población a un trabajo digno y de calidad, especialmente en cuanto a ingreso y seguridad social.

3) La falta de una eficiente inspección laboral para para prevenir, detectar, sancionar y reparar las violaciones a las normas de seguridad e higiene en el trabajo.

4) La mala calidad de los empleos disponibles y lo que esto implica, es decir, bajos salarios, jornadas excesivas, empleos inestables y sin garantizar protección frente a diversos riesgos.

5) La falta de conocimiento sobre la existencia y los atributos del derecho al trabajo, lo cual impide exigir su cumplimiento.

Consulta más información en https://goo.gl/EbCN9T

Los indicadores, herramientas indispensable para el monitoreo y evaluación de la política social

Destacado

En nuestra vida cotidiana nos enfrentamos todos los días a una serie de indicadores, ya que necesitamos de herramientas que nos muestren indicios o señales de una determinada situación, actividad o resultado. En el libro Manual para el Diseño y Construcción de Indicadores. Instrumentos Principales para el Monitoreo de Programas Sociales en México, se detalla qué es un indicador, cómo se construye, sus diferentes dimensiones, así como la mejor forma de utilizarlos para mejorar la toma decisiones.

Los indicadores cumplen una función en específico que es mostrar información concerniente a un objetivo, por lo que estos deben proporcionar información clara y precisa sobre el desempeño y el cumplimiento de objetivos establecidos.

Es importante señalar que un indicador debe representar la relación entre dos o más variables y que un número no es un indicador.

Un indicador tiene diferentes dimensiones y estas se refieren al aspecto del logro de los objetivos a cuantificar, es decir, la perspectiva con que se valora cada uno de ellos. En este documento, se consideran cuatro dimensiones:

1. Eficacia: miden el grado del cumplimiento del objetivo establecido.
2. Eficiencia: miden la relación entre el logro del programa y los recursos utilizados para su cumplimiento.
3. Calidad: miden los atributos, las capacidades o las características que tienen o deben tener los bienes y servicios que se producen.
4. Economía: miden la capacidad del programa para administrar, generar o movilizar de manera adecuada los recursos financieros.

Para construir un indicador, el Manual elaborado por el CONEVAL recomienda seguir seis pasos:

● Revisar la claridad del resumen narrativo.
● Identificar los factores relevantes.
● Establecer el objetivo de la medición.
● Planear el nombre y la fórmula de cálculo.
● Determinar la frecuencia de medición.
● Seleccionar los medios de verificación.

Los indicadores serán claros y precisos si el objetivo al que están asociados también lo es. Se deben tener en cuenta que un indicador debe proporcionar información útil. Los responsables del programa deben decidir los aspectos más importantes a medir, así como la información que refleja mejor los logros del programa.

El nombre del indicador debe ser claro y su método de cálculo una expresión matemática de fácil comprensión, mientras que los medios de verificación dan certeza a la ciudadanía sobre la información que reportan.

Por último, la finalidad de este Manual radica en decir que el establecimiento de los indicadores sienta las bases para un monitoreo adecuado y contribuye a una toma de decisiones más oportuna. Los indicadores pertinentes, relevantes, claros, económicos y monitoreables ayudan a dar seguimiento adecuado a la gestión y a los resultados de los objetivos de los programas.

Te invitamos a descargar y conocer más sobre el monitoreo en México aquí.