Valor de la canasta alimentaria octubre 2018

Destacado

El valor de la canasta alimentaria urbana (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,469.71 (octubre 2017) a $1,513.59 (octubre 2018) incrementó 3.0%, mientras que el valor de la canasta alimentaria rural (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,045.63 (octubre 2017) a $1,072.36 (octubre 2018), cuyo incremento fue del 2.6% . #CanastaAlimentaria #MediciónDePobreza.

¿Sabías que medir los resultados de los programas sociales es un ejercicio de mejora en el diseño de la política social?

Destacado

Una Matriz de Indicadores para Resultados (MIR) es una herramienta que brinda información sobre los programas sociales: los objetivos que persiguen, los indicadores que miden esos objetivos, los medios para verificar la información de los indicadores y los riesgos o posibles contingencias que pudieran enfrentar o poner en riesgo su  operación.

Una de las tareas del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) es la evaluación de los programas sociales. Desde 2008, valora las MIR de cada uno de los programas, y esa valoración consiste en calificarlos para determinar la calidad del diseño de las MIR, sus objetivos e indicadores.

En este año, el CONEVAL llevó a cabo una valoración de 150 programas y acciones vigentes en el Inventario CONEVAL de Programas y Acciones Federales de desarrollo Social 2018, en total se revisaron 2,540 indicadores cuya calificación va de destacado y adecuado, moderado o con oportunidad de mejora.

Respecto a la calificación total de la calidad de los objetivos e indicadores de los programas sociales 2018, 51.7% de las MIR obtuvieron una calificación de “destacado o adecuado”, es decir, que sus objetivos e indicadores cumplen con los criterios establecidos por el CONEVAL. El 32.5% de las MIR revisadas entran en la categoría de “moderado”, este porcentaje deberá realizar cambios intermedios para mejorar la calidad de sus objetivos e indicadores. El 15.9% restante son las MIR de los programas que se consideran con “oportunidad de mejora” debido a que sus objetivos e indicadores no satisfacen los criterios mínimos de calidad y eficacia establecidos por el Consejo.

La valoración de las MIR, sin duda, es una herramienta que fortalece la rendición de cuentas y la transparencia en la operación de los recursos destinados a los programas sociales; tanto la calificación en general como la calificación en el diseño de los indicadores de las MIR y de sus objetivos arrojan información valiosa que permite mejorar los objetivos de los programas y las acciones de desarrollo social.

Para 2018, este ejercicio de evaluación adquiere especial relevancia por el cambio de administración,  ya que los resultados serán de gran utilidad para los ajustes que se realicen en el diseño de la política social subsecuente.

Los resultados de esta evaluación bienal arrojan retos y oportunidades. En primer lugar, es necesario fortalecer el enfoque de resultados de los programas y las acciones de desarrollo social, pues 37% de las MIR no se orientan a resultados.

En segundo, debe continuar el avance en la mejora del diseño de los indicadores orientados a la medición del logro del objetivo principal del programa: 35% de las MIR no lo miden de manera relevante. Finalmente, 51.7% de las MIR muestran una calidad adecuada o destacada en comparación con el 71.1% que se tenía en 2012, y este resultado es por el cambio de gobierno y al proceso de rediseño llevado a cabo a la mitad de esta administración que finaliza. Entre 2012 y 2018, las MIR de los programas y acciones de desarrollo social mejoraron significativamente en la calidad de sus objetivos; sin embargo, se observa una recuperación rezagada respecto a la calidad de los indicadores, mismos que se encuentran por debajo del nivel que presentaban al inicio de la administración.

En la publicación Diagnóstico de matrices de indicadores para resultados de los programas y acciones de desarrollo social en el último año de la administración encontrarás los resultados de la valoración realizada a las MIR respecto al diseño de los objetivos y el diseño de indicadores, así como la evolución de su calidad entre los años 2012 y  2018.

10 recomendaciones del CONEVAL para hacer frente a la pobreza

Destacado

En el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, el CONEVAL hace un análisis del desempeño de la política de desarrollo social con base en el trabajo que ha llevado a cabo en los últimos diez años.

Conoce algunas de sus recomendaciones sobre la política social en México y las brechas de desigualdad entre grupos de población.

  • El acceso efectivo a los derechos debe ser el hilo conductor de la política de desarrollo social.
  • Implementar programas de acceso universal al empleo, garantizando la vinculación laboral por un tiempo determinado a la población desempleada.
  • Mejorar el acceso físico y económico a suficientes alimentos saludables para las personas en situación de pobreza tanto en zonas rurales como urbanas.
  • Mejorar la focalización de la población a la que se otorgan becas midiendo con mayor exactitud el grado de vulnerabilidad o necesidad económica de quienes las solicitan.
  • Promover la cobertura universal de salud, entendida no solo como ampliación de la afiliación sino como el acceso a los servicios requeridos, con suficiente calidad y efectividad.
  • Reducir la informalidad laboral y diseñar estrategias específicas de formalización especialmente para los grupos más afectados.
  • Considerar la creación de un sistema de protección social universal que satisfaga las necesidades de cobertura y calidad requeridas, que incluya instrumentos no contributivos que garanticen el ejercicio efectivo de los derechos sociales de acuerdo con el ciclo de vida.
  • Implementar políticas públicas dirigidas a los pueblos indígenas que contribuyan a mejorar sus capacidades para que compitan en el mercado laboral y así, además de impulsar el empleo de calidad, puedan acceder a la seguridad social.
  • Reconocer la carga del trabajo no remunerado en el hogar que recae en las mujeres y emprender acciones que la reduzcan para facilitar la incorporación femenina en el mercado laboral.
  • Las políticas públicas enfocadas a la niñez y la adolescencia deben tomar en cuenta las realidades heterogéneas que enfrentan estos grupos y atender a la equidad para eliminar las barreras que privan a los más pequeños de un futuro mejor.

Para conocer las recomendaciones completas, consulta el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018.

Valor de la canasta alimentaria septiembre 2018

Destacado

El valor de la canasta alimentaria urbana (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,485.19 (septiembre 2017) a $1,522.46 (septiembre 2018), incrementó 2.5%, mientras que el valor de la canasta alimentaria rural (Línea de Bienestar Mínimo – Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) pasó de $1,064.12 (septiembre 2017) a $1,077.65 (septiembre 2018), cuyo incremento fue del 1.3% https://goo.gl/gByqte #CanastaAlimentaria #MediciónDePobreza. 

¿Quieres conocer los hallazgos del diagnóstico del derecho al trabajo?

Destacado

El Estudio Diagnóstico del Derecho al Trabajo 2018, elaborado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, revela una extendida precariedad laboral en el país agravada, según el caso, por razones de sexo y edad, así como entre los grupos más vulnerables.

Al comparar las brechas en el acceso a un empleo de calidad de los grupos vulnerables frente a la situación de la población trabajadora sin esas características, pudieron identificarse los problemas para hacer efectivo el derecho a la igualdad y la no discriminación, atributos del derecho al trabajo digno.

Este estudio se centra en la identificación y medición de las brechas de cumplimiento en el acceso y disfrute del derecho al trabajo digno por parte de la población, con la finalidad de contribuir al diseño de una política pública con enfoque de derechos sociales en la materia.

¿Sabes cuáles son los principales problemas relacionados con el derecho al trabajo?

1) La insuficiente atención para hacer efectivos los diferentes atributos del derecho, que se traducen en brechas de cumplimiento frente a la población en general y entre diversos grupos.

2) Se ha dado prioridad a objetivos ajenos a la política sectorial, sacrificando el acceso de la población a un trabajo digno y de calidad, especialmente en cuanto a ingreso y seguridad social.

3) La falta de una eficiente inspección laboral para para prevenir, detectar, sancionar y reparar las violaciones a las normas de seguridad e higiene en el trabajo.

4) La mala calidad de los empleos disponibles y lo que esto implica, es decir, bajos salarios, jornadas excesivas, empleos inestables y sin garantizar protección frente a diversos riesgos.

5) La falta de conocimiento sobre la existencia y los atributos del derecho al trabajo, lo cual impide exigir su cumplimiento.

Consulta más información en https://goo.gl/EbCN9T

Los indicadores, herramientas indispensable para el monitoreo y evaluación de la política social

Destacado

En nuestra vida cotidiana nos enfrentamos todos los días a una serie de indicadores, ya que necesitamos de herramientas que nos muestren indicios o señales de una determinada situación, actividad o resultado. En el libro Manual para el Diseño y Construcción de Indicadores. Instrumentos Principales para el Monitoreo de Programas Sociales en México, se detalla qué es un indicador, cómo se construye, sus diferentes dimensiones, así como la mejor forma de utilizarlos para mejorar la toma decisiones.

Los indicadores cumplen una función en específico que es mostrar información concerniente a un objetivo, por lo que estos deben proporcionar información clara y precisa sobre el desempeño y el cumplimiento de objetivos establecidos.

Es importante señalar que un indicador debe representar la relación entre dos o más variables y que un número no es un indicador.

Un indicador tiene diferentes dimensiones y estas se refieren al aspecto del logro de los objetivos a cuantificar, es decir, la perspectiva con que se valora cada uno de ellos. En este documento, se consideran cuatro dimensiones:

1. Eficacia: miden el grado del cumplimiento del objetivo establecido.
2. Eficiencia: miden la relación entre el logro del programa y los recursos utilizados para su cumplimiento.
3. Calidad: miden los atributos, las capacidades o las características que tienen o deben tener los bienes y servicios que se producen.
4. Economía: miden la capacidad del programa para administrar, generar o movilizar de manera adecuada los recursos financieros.

Para construir un indicador, el Manual elaborado por el CONEVAL recomienda seguir seis pasos:

● Revisar la claridad del resumen narrativo.
● Identificar los factores relevantes.
● Establecer el objetivo de la medición.
● Planear el nombre y la fórmula de cálculo.
● Determinar la frecuencia de medición.
● Seleccionar los medios de verificación.

Los indicadores serán claros y precisos si el objetivo al que están asociados también lo es. Se deben tener en cuenta que un indicador debe proporcionar información útil. Los responsables del programa deben decidir los aspectos más importantes a medir, así como la información que refleja mejor los logros del programa.

El nombre del indicador debe ser claro y su método de cálculo una expresión matemática de fácil comprensión, mientras que los medios de verificación dan certeza a la ciudadanía sobre la información que reportan.

Por último, la finalidad de este Manual radica en decir que el establecimiento de los indicadores sienta las bases para un monitoreo adecuado y contribuye a una toma de decisiones más oportuna. Los indicadores pertinentes, relevantes, claros, económicos y monitoreables ayudan a dar seguimiento adecuado a la gestión y a los resultados de los objetivos de los programas.

Te invitamos a descargar y conocer más sobre el monitoreo en México aquí.