Una visión sobre la agenda futura de política social: El Informe de Evaluación 2018 del CONEVAL

El Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 analiza el desempeño de la política de desarrollo social en México con el propósito de que las administraciones (federal, estatales y municipales) cuenten con evidencia e información para la elaboración, monitoreo o evaluación de sus planes y programas de gobierno.

Para elaborar este Informe, el CONEVAL utiliza la evidencia acumulada a lo largo de diez años en los que, además de hacer mediciones de pobreza y evaluaciones a políticas y programas de desarrollo social, ha llevado a cabo investigaciones en áreas tales como el análisis del cumplimiento de los derechos sociales y de las condiciones que enfrentan algunos grupos discriminados.

El propósito principal del Informe de Evaluación 2018 es mostrar la evidencia sobre la situación actual del país en relación con los avances y los retos en la pobreza y en el ejercicio de los derechos sociales de la población, poniendo énfasis en los grupos en condición de rezago.
Con la información que ha generado el Consejo podemos saber el desempeño de los programas, acciones y estrategias sociales, cuáles son los avances y cuáles los retos. Esta información complementa la visión que sobre el país tienen otras instituciones y diversos actores económicos y sociales.

Hoy sabemos, por ejemplo, que el combate a la pobreza ha tenido resultados mixtos. De 2008 a 2016 la pobreza se incrementó en 3.9 millones de personas; al mismo tiempo 2.9 millones de personas dejaron de estar en pobreza extrema. Lo anterior es resultado, por un lado, de la reducción de la mayoría de las carencias sociales (aunque hay carencias como la de acceso a la seguridad social que asciende a 55.8 por ciento en 2016) y, por otro lado, el ingreso de los hogares ha tenido una trayectoria errática. El ingreso de los hogares se ha visto afectado por un bajo crecimiento económico en las últimas décadas, el cual ha tenido un promedio anual en los últimos 24 años de 2.4 por ciento, que equivale a 1.3 por ciento per capita.

Aunado a lo anterior, hay evidencia que México está todavía lejos de tener oportunidades y participación en igualdad de circunstancias para todos los grupos sociales.

El Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 señala tres recomendaciones generales:

1. Continuar con estrategias de coordinación entre dependencias federales y entre órdenes de gobierno, dedicadas a reducir la pobreza multidimensional. Contar con una medición de pobreza de Estado, mandatada por el Congreso y no por un gobierno en particular, ha facilitado la coordinación entre actores en los últimos años.

2. Que la política pública, especialmente la de desarrollo social, tenga como hilo conductor el acceso efectivo a los derechos sociales como mecanismo principal y que, a la vez, permita cerrar las brechas económicas y sociales, que todavía se observan entre diferentes grupos, y generar una mayor igualdad de oportunidades. El acceso efectivo universal a los derechos sociales, junto con el combate a la pobreza, son el mandato de la Constitución.

3. Implementar un esquema de protección social universal que propicie reducir las brechas más urgentes y promueva una mayor igualdad a los accesos básicos para toda la población. Continuar con un esquema fragmentado de salud y de protección social en general, seguirá ocasionando brechas entre grupos sociales e ineficiencias en la economía.

El Informe de Evaluación 2018 se compone de cuatro capítulos:
1. El Desarrollo Social en México a partir de la medición multidimensional de la pobreza 2008-2017.
2. Diagnóstico de los derechos sociales e ingreso de los mexicanos.
3. Brechas en el acceso efectivo de derechos de grupos en desventaja.
4. Planeación de la Política de Desarrollo Social.

Consulta la versión completa del Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 en http://bit.ly/2u2CWca

Los comentarios están cerrados.