Cómo utilizar evidencia para la toma de decisiones presupuestarias en materia de política social

El documento Consideraciones para el proceso presupuestario 2019 contiene recomendaciones que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) hace para guiar las decisiones presupuestales del Ejecutivo y del Congreso para 2019 ante los retos que enfrentará la nueva administración en materia de diseño e implementación de políticas públicas.

Este análisis plantea tres objetivos principales para el presupuesto social:

1. Estrategias coordinadas entre dependencias y órdenes de gobierno dedicadas a reducir la pobreza, en las que esta se enfrente de manera conjunta;

2. Que la política pública, especialmente la de desarrollo social, tenga como hilo conductor el acceso efectivo a derechos y que, a su vez, permita cerrar las brechas sociales y económicas que persisten;

3. Implementar un esquema de protección social universal en el que se reduzcan las brechas más urgentes.

Las políticas públicas que promueven el enfoque de derechos humanos tienen el objetivo de reducir las brechas de desigualdad y garantizar el acceso y pleno ejercicio de los derechos sociales. Para ello, el CONEVAL afirma que la coordinación institucional deber ser coherente con la oferta gubernamental existente para hacer más eficiente el gasto mediante un sistema integral de protección social.

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se puede elaborar desde dos perspectivas: del Ejecutivo al Congreso (los actores públicos buscan asignar recursos a actividades que maximicen su actividad política) y del Presupuesto Basado en Resultados (PbR) con el que, además de fijar metas y objetivos concretos, se mejora la eficiencia y calidad del gasto público para que reflejen los beneficios en la calidad de vida de la sociedad. Para lograrlo, se necesitan mecanismos que midan, identifiquen y den seguimiento a los avances.

Este último es una metodología para medir constantemente la evolución del objetivo propuesto, contribuye a la mejora de los programas sociales y destaca los cambios presupuestales a realizar para mejorar la operación e incrementar la calidad del gasto público.

El documento Consideraciones para el proceso presupuestario 2019 se divide en cuatro secciones:

1. En la primera se identificaron las prioridades y los programas presupuestarios prioritarios para reducir las carencias de cada dimensión de la pobreza.
2. En la segunda se presenta una explicación sobre el acceso efectivo a los derechos sociales. Se enlistan las prioridades y los programas orientados a atender cada derecho social según su nivel de priorización.
3. En la tercera, de acuerdo con un análisis del PEF, se señalan las brechas en el acceso efectivo a los derechos sociales, los grupos en desventaja y los programas prioritarios.
4. En la última sección se presentan los avances, mediante la exposición del Sistema de Seguimiento de Indicadores de Programas Sociales, la identificación de programas similares por cada derecho social y el resumen del desempeño de los programas presupuestarios 2016-2017.

De esta manera, la estrategia para mejorar la situación del país en materia institucional se realiza mediante un diagnóstico general sobre los temas prioritarios que permitan impulsar el desarrollo nacional y, si se queda sólo con la pobreza como lo prioriza la Ley General de Desarrollo Social (LGDS), significa dejar a un lado una parte importante de la política pública.

Los comentarios están cerrados.