4 retos del derecho a la alimentación en México

Destacado

En su Estudio Diagnóstico del Derecho a la Alimentación Nutritiva y de Calidad 2018, el CONEVAL brinda elementos para entender el grado de avance en la garantía del derecho a la alimentación nutritiva y de calidad, para aportar elementos que contribuyan al diseño de políticas públicas con enfoque de derechos.

Te presentamos los cuatro retos en el ejercicio del derecho a la alimentación que se plasman en el diagnóstico:

  1. Es necesario reducir las diferentes manifestaciones de desnutrición y anemia en la población infantil, adultos mayores, así como en mujeres en edad reproductiva y embarazadas.
  2. Se debe trabajar en disminuir la prevalencia de sobrepeso y obesidad en toda la población, con atención especial a la población infantil. Para ello es necesario implementar estrategias que, de inicio, frenen el avance de estas enfermedades. Un ejemplo es el etiquetado en alimentos y bebidas, cuando es diseñado de manera clara y pertinente para ser entendido por cualquier persona, es una práctica que puede mejorar sustancialmente los patrones de consumo de los hogares, y, por ende, la calidad de la alimentación, ya que permite conocer el aporte calórico y nutrimental de los alimentos.
  3. Debe garantizarse el acceso a una alimentación adecuada con énfasis en la población de menores ingresos y de comunidades rurales. En ese sentido, es importante analizar las acciones encaminadas a elevar la productividad de las unidades económicas rurales que dependen de forma sustantiva de la producción de alimentos para consumo doméstico, e incluso, aunque en menor escala, para venta en mercados locales.
  4. Es necesario mejorar la oferta, distribución y sanidad de alimentos. En este caso, la información pública disponible se presenta de manera muy general y agregada y la verificación y revisión de muestras dista mucho de ser representativa. De esta manera, se carece de datos que permitan conocer la salubridad en unidades básicas como los hogares.

Consulta en su totalidad el Diagnóstico, para identificar brechas existentes entre grupos, regiones y entidades federativas y que limitan el disfrute del derecho a la alimentación.

11 retos para garantizar el ejercicio pleno del derecho a un medio ambiente adecuado para el desarrollo y bienestar

Destacado

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) comparte el Estudio Diagnóstico del Derecho al Medio Ambiente Sano 2018 en el que se identificaron 11 principales retos para garantizar su pleno ejercicio:

1.- Existe una proporción importante de población que habita en localidades rurales y comunidades indígenas que aún no cuenta con infraestructura de agua potable y servicios de saneamiento (drenaje) en sus viviendas.

2.- La disponibilidad efectiva de agua potable en las viviendas (frecuencia de subministro) no está garantizada por la conexión a la red pública.

3.- Si bien, se ha alcanzado una cobertura importante de desinfección de agua suministrada para consumo humano, esto no garantiza que así permanezca, como consecuencia de falta de mantenimiento de la infraestructura pública, por lo que la población no confía en la calidad del agua suministrada.

4.- Falta de un enfoque de sustentabilidad en el uso del agua, especialmente en el sector agropecuario y como consecuencia de fugas, lo que se verifica en un número importante de acuíferos sobreexplotados.

5.- Altos niveles de contaminantes en el aire de las principales zonas metropolitanas del país, así como poca inversión de las entidades que más contaminantes para la generación de energías limpias.

6.- Baja calidad del aire al interior de las viviendas que utilizan leña para cocinar, principalmente en las comunidades indígenas y la población rural.

7.- Altos niveles de pérdida de cobertura vegetal y degradación del suelo.

8.- Ausencia de un sistema de recolección y manejo adecuado de residuos sólidos urbanos, lo que deriva en la contaminación en mantos acuíferos, suelos y aire, y en un bajo nivel de reutilización y valoración de los desechos.

9.- Poco control de generadores y mal manejo de residuos peligrosos, teniendo impactos negativos en la salud de las personas.

10.- Vulnerabilidad de la población frente a eventos catastróficos como sequías y lluvias torrenciales producto del cambio climático.

11.- Falta de un enfoque transversal en el abordaje del derecho al medio ambiente para establecer estrategias conjuntas en la materia (políticas de movilidad, de vivienda, de salud, entre otras).

El Estudio Diagnóstico del Derecho al Medio Ambiente Sano 2018 está disponible en https://goo.gl/T8Ji9a