¿Sabías que medir los resultados de los programas sociales es un ejercicio de mejora en el diseño de la política social?

Una Matriz de Indicadores para Resultados (MIR) es una herramienta que brinda información sobre los programas sociales: los objetivos que persiguen, los indicadores que miden esos objetivos, los medios para verificar la información de los indicadores y los riesgos o posibles contingencias que pudieran enfrentar o poner en riesgo su  operación.

Una de las tareas del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) es la evaluación de los programas sociales. Desde 2008, valora las MIR de cada uno de los programas, y esa valoración consiste en calificarlos para determinar la calidad del diseño de las MIR, sus objetivos e indicadores.

En este año, el CONEVAL llevó a cabo una valoración de 150 programas y acciones vigentes en el Inventario CONEVAL de Programas y Acciones Federales de desarrollo Social 2018, en total se revisaron 2,540 indicadores cuya calificación va de destacado y adecuado, moderado o con oportunidad de mejora.

Respecto a la calificación total de la calidad de los objetivos e indicadores de los programas sociales 2018, 51.7% de las MIR obtuvieron una calificación de “destacado o adecuado”, es decir, que sus objetivos e indicadores cumplen con los criterios establecidos por el CONEVAL. El 32.5% de las MIR revisadas entran en la categoría de “moderado”, este porcentaje deberá realizar cambios intermedios para mejorar la calidad de sus objetivos e indicadores. El 15.9% restante son las MIR de los programas que se consideran con “oportunidad de mejora” debido a que sus objetivos e indicadores no satisfacen los criterios mínimos de calidad y eficacia establecidos por el Consejo.

La valoración de las MIR, sin duda, es una herramienta que fortalece la rendición de cuentas y la transparencia en la operación de los recursos destinados a los programas sociales; tanto la calificación en general como la calificación en el diseño de los indicadores de las MIR y de sus objetivos arrojan información valiosa que permite mejorar los objetivos de los programas y las acciones de desarrollo social.

Para 2018, este ejercicio de evaluación adquiere especial relevancia por el cambio de administración,  ya que los resultados serán de gran utilidad para los ajustes que se realicen en el diseño de la política social subsecuente.

Los resultados de esta evaluación bienal arrojan retos y oportunidades. En primer lugar, es necesario fortalecer el enfoque de resultados de los programas y las acciones de desarrollo social, pues 37% de las MIR no se orientan a resultados.

En segundo, debe continuar el avance en la mejora del diseño de los indicadores orientados a la medición del logro del objetivo principal del programa: 35% de las MIR no lo miden de manera relevante. Finalmente, 51.7% de las MIR muestran una calidad adecuada o destacada en comparación con el 71.1% que se tenía en 2012, y este resultado es por el cambio de gobierno y al proceso de rediseño llevado a cabo a la mitad de esta administración que finaliza. Entre 2012 y 2018, las MIR de los programas y acciones de desarrollo social mejoraron significativamente en la calidad de sus objetivos; sin embargo, se observa una recuperación rezagada respecto a la calidad de los indicadores, mismos que se encuentran por debajo del nivel que presentaban al inicio de la administración.

En la publicación Diagnóstico de matrices de indicadores para resultados de los programas y acciones de desarrollo social en el último año de la administración encontrarás los resultados de la valoración realizada a las MIR respecto al diseño de los objetivos y el diseño de indicadores, así como la evolución de su calidad entre los años 2012 y  2018.

Los comentarios están cerrados.