Retos para que los grupos vulnerables accedan al derecho al trabajo digno

Destacado

El CONEVAL publicó el “Estudio Diagnóstico del Derecho al Trabajo 2018” y entre sus principales hallazgos se revela una extendida precariedad laboral en el país agravada por razones de sexo y edad, así como entre los grupos más vulnerables.

A continuación, te presentamos los principales retos para cerrar las brechas en el acceso a empleos de calidad en los grupos en situación de desventaja:

  • Es necesario facilitar el acceso de las mujeres al servicio de guarderías, ampliar sus horarios y flexibilizar el tiempo de trabajo de acuerdo con las necesidades de las trabajadoras.
  • En el caso de los jóvenes, es necesario favorecer una inserción laboral en empleos formales, dado su impacto en su trayectoria laboral. Se requiere contar con políticas focalizadas en los jóvenes más vulnerables, como los que tienen una menor escolaridad, carecen de experiencia o pertenecen a un estrato socioeconómico bajo.
  • Con respecto a los asalariados del campo (jornaleros agrícolas, que representan poco menos de la mitad de los trabajadores agropecuarios) es indispensable la formalización de sus empleos a través de contratos escritos e inscripción en la seguridad social, ya que carece de ello 86.8% de quienes están en esa ocupación.
  • En el caso de la población hablante de lengua indígena, poco más de la mitad es asalariada (55.2%), frente a 67.3% de la que no habla lengua indígena, lo que marca la importancia de favorecer su inserción en esa posición, ya que es la que asigna derechos en la legislación nacional. Por último, también debe atenderse la brecha en cuanto al acceso a prestaciones laborales, ya que solo 35.9% tiene acceso al Servicio de Ahorro para el Retiro (que sería un indicador de formalidad), mientras el 2% de la población ocupada no hablante de lengua indígena lo tiene.

    Descarga y consulta el “Estudio Diagnóstico del Derecho al Trabajo 2018”.  https://goo.gl/EbCN9T