Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018: balance del sexenio

Destacado

Perseguir un objetivo y lograrlo requiere de planeación, operación, coordinación y de una evaluación de los resultados. Los gobiernos necesitan desarrollar estas acciones a fin de lograr la meta de llevar al país hacia el desarrollo y crecimiento económico, así, cada gobierno tiene la encomienda de elaborar el documento rector que regirá sus acciones. Este documento es el Plan Nacional de Desarrollo (PND), instrumento que traza las acciones de gobierno que son ejecutadas por las entidades y dependencias de la administración pública federal.

Desde 2013, el CONEVAL se dio a la tarea de analizar el PND y los documentos relacionados con este para identificar si incorporaban elementos que se vincularan con el sistema de monitoreo y evaluación. De este análisis, el CONEVAL concluye que el PND 2013-2018 sí incorporó un sistema integral de monitoreo y evaluación basado en el seguimiento de indicadores para contar con un gobierno orientado a resultados, eficiente y cuyo mecanismo de evaluación optimizara el uso de los recursos públicos. Para lograr esa tarea se señalaba al CONEVAL, junto con las secretarías de Hacienda y Función Pública como los actores principales que darían seguimiento a esas acciones.

 A la fecha el CONEVAL ha diseñado diversas metodologías que permiten monitorear y evaluar los programas derivados del PND. De igual modo ha llevado diversos ejercicios para medir el avance de los indicadores del PND y diversas evaluaciones que están disponibles en la página del Consejo.

En resumen, una manera de conocer los avances en materia de desarrollo social son los resultados de la medición de la pobreza que realiza el CONEVAL con base en la información que genera el INEGI. La evolución de las carencias sociales que forman parte de esa medición revela avances positivos pero no suficientes en la administración 2013-2018.

Los indicadores de las carencias sociales mostraron una tendencia a la baja y destaca el indicador de carencia por acceso a los servicios de salud que entre el periodo 2012-2016 tuvo una disminución de seis puntos porcentuales. De igual manera, la carencia por acceso a la seguridad social que disminuyó 5.4 puntos porcentuales en el mismo periodo.

Aunque la población en pobreza permaneció estable, sí hubo cambios en su composición. La población en pobreza se compone de población en pobreza moderada y población en pobreza extrema, esta última disminuyó 2.1 millones de personas entre 2012 y 2016, pero es la misma cantidad que aumentó en el grupo de población en pobreza moderada.

Esta administración se enfrenta a diversos retos en la planeación de la política pública. En el diseño del Plan Nacional de Desarrollo es importante incluir más indicadores que midan resultados, pues es más factible identificar los beneficios que se otorgan a la población.

Es importante incorporar políticas que reduzcan las brechas de desigualdad entre los diferentes grupos de población y lo mismo para disminuir la cifra de los 53.4 millones de personas en pobreza. El diseño del Plan Nacional de Desarrollo deberá pensarse a mediano y largo plazo con una coordinación entre los tres órdenes de gobierno y una mejora en los instrumentos de seguimiento.

Valor de la canasta alimentaria febrero 2019

Destacado

El valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,472.86 (febrero de 2018) a $1,554.12 (febrero de 2019), incrementó 5.5%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) rural pasó de $1,041.84 (febrero de 2018) a $1,103.01 (febrero de 2019), incrementó 5.9%. goo.gl/gByqte