¿Qué es una evaluación de diseño y cuál es su utilidad?

La evaluación de diseño se realiza durante el primer año de implementación de los programas sociales de nueva creación. Tiene como objetivo analizar la lógica y la congruencia en el diseño del programa, su vinculación con la planeación sectorial y nacional, la consistencia entre el diseño y la normatividad aplicable, así como las posibles complementariedades o coincidencias con otros programas federales.

La información que brinda permite tomar decisiones para mejorar la lógica interna de un programa, es decir, saber si su esquema actual contribuye a la solución del problema para el cual fue creado. En términos de planeación, ofrece información de los objetivos nacionales y los sectoriales a los cuáles contribuyen cada uno de los programas y la relación que guardan con otros programas federales que buscan resolver problemáticas afines.

El CONEVAL desarrolló la metodología para la evaluación en materia de diseño con trabajo de campo, la cual permite tener una aproximación al diseño del programa no sólo a través del análisis de gabinete sino a través de la observación en campo de su implementación para así lograr comprender los retos que enfrenta en su operación y que deben considerarse en un diseño.

En el siguiente enlace puedes consultar las Evaluaciones de Diseño con Trabajo de Campo 2019-2020 que el Consejo realizó a 17 programas prioritarios del Gobierno Federal.

Cinco recomendaciones del CONEVAL para avanzar en la garantía del derecho a la salud

El CONEVAL analizó la oferta programática de los programas e intervenciones federales que en 2018 se vincularon con los retos que enfrenta el derecho a la salud. Después de realizar este análisis, esbozó algunas recomendaciones con el fin de contribuir a mejorar la política social de desarrollo con enfoque de derechos, como se muestran a continuación:

  • Es necesario que el ejercicio de planeación en materia de salud tome en cuenta la complejidad de los problemas sociales y retos que obstaculizan la plena garantía del derecho y contemple, para su atención, intervenciones integrales que aborden la naturaleza multicausal de dichos problemas en una política pertinente, que responda a problemas actuales, y que articule de manera oportuna acciones y actores encaminados al logro de un objetivo común.

  • Es fundamental que la planeación nacional en salud parta de un diagnóstico general del estado actual del Sistema Nacional de Salud, para así distribuir los recursos escasos, tanto materiales como humanos, de la manera más eficiente posible y en atención de las necesidades prioritarias del sistema.

  • Es necesario también, avanzar hacia ejercicios de evaluación de las intervenciones cada vez más especializadas, que den cuenta de sus resultados, y así contar con elementos para determinar su pertinencia, realizar ajustes y cambios según sea necesario y con base en evidencia.

  • Para la adecuada atención de los retos nacionales, será necesario plantear estrategias de coordinación que articulen las intervenciones y programas que son complementarios entre sí para desarrollar sinergias, potenciar esfuerzos e incrementar la capacidad resolutiva de estas.

  • Por último, se plantea la necesidad de fortalecer la capacidad rectora de la Secretaría de Salud en las tareas de planeación, diseño y dirección de la implementación de una política integral de salud, que considere a todos los actores, a todos los sectores y órdenes de gobierno, para facilitar la acción concertada y ordenada de las intervenciones dirigidas a garantizar el derecho a la salud de la población mexicana.

 Para saber más del tema, consulta la “Evaluación integral de los programas federales vinculados al derecho a la salud 2018-2019”. http://ow.ly/fvmq50y19Wb