4 retos del derecho a la alimentación en México

Destacado

En su Estudio Diagnóstico del Derecho a la Alimentación Nutritiva y de Calidad 2018, el CONEVAL brinda elementos para entender el grado de avance en la garantía del derecho a la alimentación nutritiva y de calidad, para aportar elementos que contribuyan al diseño de políticas públicas con enfoque de derechos.

Te presentamos los cuatro retos en el ejercicio del derecho a la alimentación que se plasman en el diagnóstico:

  1. Es necesario reducir las diferentes manifestaciones de desnutrición y anemia en la población infantil, adultos mayores, así como en mujeres en edad reproductiva y embarazadas.
  2. Se debe trabajar en disminuir la prevalencia de sobrepeso y obesidad en toda la población, con atención especial a la población infantil. Para ello es necesario implementar estrategias que, de inicio, frenen el avance de estas enfermedades. Un ejemplo es el etiquetado en alimentos y bebidas, cuando es diseñado de manera clara y pertinente para ser entendido por cualquier persona, es una práctica que puede mejorar sustancialmente los patrones de consumo de los hogares, y, por ende, la calidad de la alimentación, ya que permite conocer el aporte calórico y nutrimental de los alimentos.
  3. Debe garantizarse el acceso a una alimentación adecuada con énfasis en la población de menores ingresos y de comunidades rurales. En ese sentido, es importante analizar las acciones encaminadas a elevar la productividad de las unidades económicas rurales que dependen de forma sustantiva de la producción de alimentos para consumo doméstico, e incluso, aunque en menor escala, para venta en mercados locales.
  4. Es necesario mejorar la oferta, distribución y sanidad de alimentos. En este caso, la información pública disponible se presenta de manera muy general y agregada y la verificación y revisión de muestras dista mucho de ser representativa. De esta manera, se carece de datos que permitan conocer la salubridad en unidades básicas como los hogares.

Consulta en su totalidad el Diagnóstico, para identificar brechas existentes entre grupos, regiones y entidades federativas y que limitan el disfrute del derecho a la alimentación.

10 recomendaciones del CONEVAL para hacer frente a la pobreza

Destacado

En el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, el CONEVAL hace un análisis del desempeño de la política de desarrollo social con base en el trabajo que ha llevado a cabo en los últimos diez años.

Conoce algunas de sus recomendaciones sobre la política social en México y las brechas de desigualdad entre grupos de población.

  • El acceso efectivo a los derechos debe ser el hilo conductor de la política de desarrollo social.
  • Implementar programas de acceso universal al empleo, garantizando la vinculación laboral por un tiempo determinado a la población desempleada.
  • Mejorar el acceso físico y económico a suficientes alimentos saludables para las personas en situación de pobreza tanto en zonas rurales como urbanas.
  • Mejorar la focalización de la población a la que se otorgan becas midiendo con mayor exactitud el grado de vulnerabilidad o necesidad económica de quienes las solicitan.
  • Promover la cobertura universal de salud, entendida no solo como ampliación de la afiliación sino como el acceso a los servicios requeridos, con suficiente calidad y efectividad.
  • Reducir la informalidad laboral y diseñar estrategias específicas de formalización especialmente para los grupos más afectados.
  • Considerar la creación de un sistema de protección social universal que satisfaga las necesidades de cobertura y calidad requeridas, que incluya instrumentos no contributivos que garanticen el ejercicio efectivo de los derechos sociales de acuerdo con el ciclo de vida.
  • Implementar políticas públicas dirigidas a los pueblos indígenas que contribuyan a mejorar sus capacidades para que compitan en el mercado laboral y así, además de impulsar el empleo de calidad, puedan acceder a la seguridad social.
  • Reconocer la carga del trabajo no remunerado en el hogar que recae en las mujeres y emprender acciones que la reduzcan para facilitar la incorporación femenina en el mercado laboral.
  • Las políticas públicas enfocadas a la niñez y la adolescencia deben tomar en cuenta las realidades heterogéneas que enfrentan estos grupos y atender a la equidad para eliminar las barreras que privan a los más pequeños de un futuro mejor.

Para conocer las recomendaciones completas, consulta el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018.